domingo, 30 de octubre de 2011

Cielo de tormenta...

... Nubes bajas, moviendose de un lado a otro, como amas de casa en apuros de parto. Nubes bajas, olor a sexo. En el horizonte, los relámpagos iluminaban fugazmente el interior de sus faldas.
Juan Filloy. Caterva.


Publicar un comentario